Mi árbol de la omnisciencia

domingo, 23 de marzo de 2014

Adolfo Suárez y el cumplimiento del desenlace inminente

Finalmente y tal como previeron los médicos Adolfo Suárez da su último respiro en Madrid pudiendo descansar tranquilo tras una labor bien hecha. Desgraciadamente su gradual pérdida de memoria nos hace suponer que no recuerda con grandeza y felicidad cuál fue su profundo papel en tan importante hazaña conocida como la Transición.
Marcha una persona que no he tenido el placer de conocer pero sí de estudiar en historia. Se nos va el actor más importante del nacimiento de la democracia española y el primer presidente que tuvo el honor de dirigir este país aunque se encuentre quebrantado y corrompido en estos últimos años.

Finalmente con su muerte se culmina una época, una etapa que supuso el renacer tras una dictadura que fue torturadora y hambrienta para la sociedad. Y sin embargo el brillo que tiene solo lo recordamos los demás. Adolfo fue desapareciendo levemente con los años; primero fue su obra política y en los últimos años se fue apagando su talento e intelecto. 

Pero no solo debemos recordarlo por quién fue sino cómo fue. Y su solemne y valerosa personalidad queda reflejada en el golpe de Estado del 23 de Febrero de 1981. Recuerdo las imágenes con gran estupor, ya años más tarde, como se mantiene sentado como presidente del gobierno y no se dobla ante los disparos de Tejero. Incluso la no violencia y diplomacia con la que actuó levantándose más tarde y la férrea voluntad para redirigir esas acciones evitando una masacre es digna de valorar. Pero no solo él sino todos los demás políticos y militares, como el diputado Santiago Carrillo y el teniente general Gutierrez Mellado que intentó con su rango superior parar los pies al teniente coronel Tejero. 

Me pregunto si alguno de nuestros políticos actuales tendrían esa voluntad. Creo que se ha ido difuminando durante todos estos años el verdadero valor del político, lo que significa ser político y cómo debe actuar un político. 

Suárez pudo tener fallos y cometer errores pero su presencia y actuación fue muy importante para España. Y ahora entre olvidos y lágrimas descansa. Espero y confío que estas últimas horas en el hospital hayan estado plenas de felicidad bajo la atenta mirada y cuidado de los seres que más le querían y él más quería. 
Ahora toca mantenerlo en la memoria y hacer de él un modelo a seguir para todos pues se nos va, caminando hacia el horizonte, donde en unos años ya difícilmente podremos verlo sino solo recordarlo.

¿Quién dedica más tiempo a la lectura?

Es interesante observar ciertas paradojas que nos rodean de vez en cuando. Te permite romper esos esquemas que parecen inculcarnos desde pequeños. Esta imagen muestra una relación de las horas por semana y por lector.

Hasta aquí podríamos pensar pues que aquellos países que más dinero mueven, más editoriales tienen y más libros se publican será donde más lee. Pues cometemos un grave error. Extraordinariamente donde más tiempo se lee es en India siendo casi 11 horas y en el país que se supone la mayor potencia, Estados Unidos, 5 horas menos. 

Con esta extraña relación y buscando otros estudios encontré uno que mostraba unos resultados similares al anterior de los que se obtienen ciertas conclusiones:
En términos globales la media según los encuestados es de 16.6 horas viendo la televisión, 8 horas escuchando la radio, 6.5 horas leyendo y 8.9 en los ordenadores (no trabajando sino de ocio) y todo esto cada semana.
En cuanto a EEUU y Reino Unido tienen unas fluctuaciones enormes, mientras que están por debajo de la media en cuanto a la lectura (5.7 y 5.3 horas respectivamente), en cuanto a la televisión están bastante por encima alcanzando las 19 horas y las 18 respectivamente. Y los demás está prácticamente en la zona centro.
En cuanto a los máximos el premio se lo lleva Tailandia que gasta 22.4 horas a la semana viendo la televisión, seguido por muy cerca por Las Filipinas que dedican 21 horas. En cuanto a la radio, quienes más consumen son los argentinos dedicando 20.8 horas.
En cuanto a España se encuentra en la tercera posición si hablamos de utilizar el ordenador/internet como ocio dedicando 11.5 horas frente al máximo que es 12.6 alcanzado por Tailandia. 
Estas son algunas de las conclusiones más importantes que se podrían sacar viendo los resultados. 

A continuación os dejo el enlace a la página con todas las tablas para que veáis todas las tablas.

martes, 18 de marzo de 2014

Si fuera fácil, lo harían ellos.


Es bien conocido por todos que la vida no es sencilla. Tener éxito no está en la mano de todos. Perdón, voy a corregir la frase anterior. Tener éxito está en la mano de todos, sin embargo no todos han llegado ni llegarán a ella porque no es un camino fácil.

Recuperamos el tema de siempre; el camino, las montañas y las piedras que nos dificultan llegar a nuestro camino. Sin embargo hoy quiero hablar de un paso previo y decisivo que sirve para formularnos una pregunta. ¿Quién soy? ¿Qué quiero ser? ¿Dónde quiero estar? Es cierto. Son tres pero las matemáticas nos aclaran este entuerto y nos lo agrupan en uno. 

Si en matemáticas tenemos una posición solamente es un punto en el espacio, nada más. Si sabemos quién somos es un gran paso pues estamos situados pero no nos lleva a ningún sitio. Cuando juntamos dos puntos tenemos una recta, ahora tenemos un inicio y un final, una meta, pero no está situada ni dirigida a ningún sitio. Es el ejemplo de qué quiero ser. Si sé quien soy y que quiero ser puedo empezar a trabajar para alcanzar esa meta pero... ¿Hacia dónde? Ese es nuestro tercer punto que nos permite direccionar nuestra recta en el espacio. Teniendo en la mente dónde y con que características va a ser nuestro futuro podremos trabajar bien duro para encontrarlo.

Con estos tres puntos encontramos finalmente nuestro triángulo y combinando en mayor y menor medida cada uno de los vértices lograremos enfocar nuestro pasear por el camino. 
No es fácil, al contrario, es extremadamente difícil. La pereza que conlleva esforzarnos no por empezar a andar sino el tener que pensar e indagar dentro de nosotros hacia dónde hace que mucha gente no se lo plantee y prefiera dejarse llevar por la corriente. Hay una frase que refleja perfectamente a qué me estoy refiriendo:

"Aquél que sigue a la multitud generalmente no suele llegar más lejos que la multitud. Aquél que camina solo, tiene más probabilidades de encontrarse en lugares que nunca antes nadie había visto" Albert Einstein

Y en relación a este magnífico consejo viene, en consecuencia, el vídeo del inicio de la entrada. Es una canción de hace muchos años. De nada más y nada menos que de 1939, al menos el año que se estrenó la película. Y la canción, como bien sabemos todos: "Somwhere over the rainbow". 
En este caso es una conmemoración en los Oscar 2014 e interpretada por P!nk. La puesta en escena es sublime y la melodía tan sabia y positiva como en sus inicios. 

Cuántos eran los sueños de esa pequeña Dorothy que en una canción buscaba profundamente ese lugar donde había color, donde ella podía ser feliz y, lo más importante, donde los sueños se hacen realidad. Y toda la película sufre penas y penurias, llora y recuerda queriendo volver a casa. Pero no a aquella casa de la que marchó sino en una en la que es capaz de ver que realmente ya se encontraba en ese lugar donde podía ser feliz, rodeada de esa gente que más en alta estima tenía. 

Caminó y caminó perdida por aquél mundo de Oz siguiendo las baldosas amarillas en busca de alguien que la pudiera llevar a casa, que la pudiera llevar a ese lugar de ensueño que todos buscamos. Sin embargo nadie nos puede transportar, nadie puede ni debería cargar con el peso de las vidas ajenas aunque sea eso más común que el hecho de que cada uno sea capaz de ver su futuro por si mismo. 
Vemos como el final, refleja los tres puntos:
  • Quién: una Dorothy que descubre en ella, sin darse cuenta, el valor, la sabiduría y la fortaleza de volver a casa.
  • Qué: su meta, volver a casa, que como un fuego se mantuvo vivo hasta cumplirse, en ningún momento desistió por muchas penurias y montañas que tuviera frente a ella.
  • Dónde: Es la gran pregunta de toda la película. Quiere volver pero nadie sabe por dónde. E intentando buscar la respuesta en los demás, al final estaba dentro de si misma. Sí, es cierto, también ayudaron los zapatos mágicos, pero sin la voluntad y clara mirada hacia el lugar donde queremos estar es imposible alcanzarlo. 

Así que si tienes metas por alcanzar y ganas por hacerlo ánimo y si se da el caso de que ya has pasado esa preparación y ya estás caminando, recuerda; Si estás yendo por la dirección correcta (aquella por la que quieres ir), no dudes, todo lo que tienes que hacer es seguir caminando. Porque como decía Winnie the Poo: "Los ríos lo saben, no hay prisa. Llegaremos a nuestro destino algún día. Pero llegaremos".